Nuestro Sistema Político

Nuestro sistema político se establece en el título tercero de la Constitución de la República; es considerado por los estudiosos de temas constitucionales como el más importante, tanto así que contiene artículos que por ningún motivo pueden ser reformados, porque establecen la forma esencial bajo la cual nos organizamos como Nación, sus disposiciones tienen raíces en nuestras vivencias históricas.
 

A continuación proporcionamos una breve explicación de sus artículos:

Artículo 83:

“El Salvador es un Estado soberano. La soberanía reside en el pueblo, que la ejerce en la forma prescrita y dentro de los límites de esta Constitución”.

Este artículo de la Constitución tiene su raíz constitucional desde la independencia del reino de España, nos otorga la facultad que tenemos como nación de organizarnos para establecer nuestro Estado, libres de toda injerencia foránea, dentro de los límites y preceptos establecidos en esta Constitución.

Artículo 84:

El artículo 84 de la Constitución, define el espacio físico dentro del cual se ejerce la soberanía y determina que este espacio no puede ser reducido.

Artículo 85:

“El Gobierno es republicano, democrático y representativo.
El sistema político es pluralista y se expresa por medio de los partidos políticos, que son el único instrumento para el ejercicio de la representación del pueblo dentro del Gobierno. Las normas, organización y funcionamiento se sujetarán a los principios de la democracia representativa.
La existencia de un partido único oficial es incompatible con el sistema democrático y con la forma de gobierno establecidos en esta Constitución”.

Lo más relevante de este artículo es que establece:

• Primero, que la forma de gobierno es republicana, esto quiere decir que es un sistema institucional independiente de los vaivenes políticos, incompatible con tiranías y monarquías, y en la cual tanto los gobernantes como los gobernados se someten por igual a un conjunto de principios fundamentales, establecidos en la Constitución.

• Segundo, que el gobierno es democrático, entendiéndose que el poder emana del pueblo.

• Tercero, que el gobierno es representativo es decir, que los cargos y roles políticos protagónicos, son cubiertos por personas que han sido elegidas por sus conciudadanos para que ejerzan en su representación, por medio de procesos de votación que aseguren la expresión sin tergiversaciones de la voluntad ciudadana.

Al establecer que el sistema político es pluralista, se refiere a que deben existir más de dos partidos políticos.

Artículo 86:

“El poder público emana del pueblo. Los órganos del Gobierno lo ejercerán independientemente dentro de las respectivas atribuciones y competencias que establecen esta Constitución y las leyes. Las atribuciones de los órganos del Gobierno son indelegables, pero éstos colaborarán entre sí en el ejercicio de las funciones públicas.
Los órganos fundamentales del Gobierno son el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial.
Los funcionarios del Gobierno son delegados del pueblo y no tienen más facultades que las que expresamente les da la ley”.

Este artículo de la Constitución asegura la independencia con la cual deben de actuar los tres órganos fundamentales del Estado, que las acciones de estos tres órganos no pueden ser transferidas a otras instancias, asi también nos aseguran que estos tres órganos no se sobrepasen en el ejercicio de sus funciones mas allá de lo que les establece la Constitución. Este artículo es a través del cual el Estado de El Salvador incorpora el ideal republicano de la separación de las funciones de los tres órganos del Estado, el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial.
 

Artículo 87:

“Se reconoce el derecho del pueblo a la insurrección, para el solo objeto de restablecer el orden constitucional alterado por la transgresión de las normas relativas a la forma de gobierno o al sistema político establecidos, o por graves violaciones a los derechos consagrados en esta Constitución.
El ejercicio de este derecho no producirá la abrogación ni la reforma de esta Constitución y se limitará a separar en cuanto sea necesario a los funcionarios transgresores, reemplazándolos de manera transitoria hasta que sean sustituidos en la forma establecida por esta Constitución.
Las atribuciones y competencias que corresponden a los órganos fundamentales establecidos por esta Constitución, no podrán ser ejercidas en ningún caso por una misma persona o por una sola institución”.

Este artículo concede al pueblo el derecho de separar de los cargos de elección directa a quienes violenten las disposiciones constitucionales, en especial las relacionadas a la forma de gobierno y del sistema político, así también asegura que el reemplazo de los funcionarios será transitorio y que esta sustitución no genere un sistema totalitario de gobierno, al establecer que los cargos no pueden ser ejercidos por una sola persona o institución , por ejemplo un solo partido político, una sola organización no gubernamental, gremial u estamento de la sociedad.

Artículo 88:

“La alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República es indispensable para el mantenimiento de la forma de gobierno y sistema político establecidos. La violación de esta norma obliga a la insurrección”.

Lo que nos dice este artículo, es que la persona electa para ejercer la Presidencia, sólo puede fungir por 5 años y no podrá reelegirse para el siguiente período; al igual que el artículo 87, concede al pueblo la potestad de accionar, si este artículo no es cumplido.

Artículo 89:

“El Salvador alentará y promoverá la integración humana, económica, social y cultural con las repúblicas americanas y especialmente con las del istmo centroamericano. La integración podrá efectuarse mediante tratados o convenios con las repúblicas interesadas, los cuales podrán contemplar la creación de organismos con funciones supranacionales.
También propiciará la reconstrucción total o parcial de la República de Centro América, en forma unitaria, federal o confederada, con plena garantía de respeto a los principios democráticos y republicanos y de los derechos individuales y sociales de sus habitantes.
El proyecto y bases de la unión se someterán a consulta popular”.

El artículo 89 da lugar a trasladar algunas disposiciones constitucionales a un ente supranacional mediante tratados o convenios. Así también da lugar al establecimiento de una Centro América unida, siempre y cuando sea dentro del marco democrático y republicano y que respete los derechos individuales y sociales de sus habitantes, para ello establece que se deberá realizar una consulta popular, es decir sometido a un proceso de votación.

Este artículo es el que permite a El Salvador estar en armonía con la realidad inevitable de la globalización, que acelera la creación de grandes bloques de naciones bajo la autoridad de entes supranacionales; los cambios acelerados en la tecnología de las comunicaciones y el intercambio del conocimiento, del comercio y de los capitales, demandan la adecuación de nuestros marcos legales, en esta nueva era tecnológica. Este artículo visionario escrito por nuestros diputados y diputadas constitucionalistas nos permite insertarnos con facilidad a la sociedad global.
 

 
 
© 2017 Asamblea Legislativa de El Salvador. Todos los derechos reservados

Webmaster