Incrementan cuentas bancarias con la entrada en vigencia de Ley para Facilitar la Inclusión Financiera


Viernes 20 de enero de 2023

La Superintendencia del Sistema Financiero registró, en diciembre pasado, 35,394 nuevas cuentas de ahorro, lo que se atribuye a los cambios que los diputados hicieron a la normativa para simplificar los requisitos que los usuarios deben cumplir para acceder a dichos productos financieros.

Para respaldar la economía de la población, en noviembre de 2022, en El Salvador entró en vigencia la reforma al artículo 20 de la Ley para Facilitar la Inclusión Financiera. Desde entonces, los usuarios han podido abrir cuentas bancarias de una manera simplificada, con tan solo con presentar su Documento Único de Identidad (DUI) y brindar los nombres de los beneficiarios.

“Estamos garantizado que este marco jurídico sea ordenado y que la empresa privada respete las reformas implementadas. Es una gran oportunidad para brindarles más beneficios a los usuarios y que la cartera de clientes se amplíe”, afirmó la diputada presidenta de la Comisión Financiera, Dania González.

El superintendente del Sistema Financiero, Mario Ernesto Menéndez, explicó a los legisladores de dicha mesa de trabajo que, desde diciembre pasado, ha habido un incremento de nuevas cuentas bancarias, ya que al cierre del año hubo un registro de 35,394.

“La participación de la Comisión Financiera ha sido clave y las instituciones estamos trabajando para trasladar a la población todos los beneficios de la reforma. Ahora, las personas están más interesadas en abrir una cuenta. Hemos experimentado una evolución en las cuentas de ahorros simplificadas. Desde que se creó la modalidad, hemos tenido una tendencia a la alza”, aseveró Menéndez.

“Nos llena de satisfacción ver la tendencia de crecimiento. Desde julio de 2022, más personas han decidido abrir una cuenta de ahorro. Sabemos que algunos bancos habilitaron los requisitos simplificados antes de aprobarse la reforma”, comentó la diputada González.

Los salvadoreños que residen en el exterior también han sido tomados en cuenta, debido a que para abrir una cuenta solo deben presentar su pasaporte o carnet de residencia en alguna agencia bancaria.

Entre los beneficios generados con la entrada en vigencia de los cambios a la normativa están la reducción de requisitos para que los jóvenes, de entre 16 y 18 años, abran sus cuentas de ahorro. Ellos solo necesitan presentar su partida de nacimiento o el carnet de minoridad.

“Le estamos dando la posibilidad a las personas de abrir una cuenta de ahorro, ya que los bancos han simplificado los requisitos para acceder a este servicio. Seguiremos trabajando para beneficiar a la población”, mencionó la diputada Aronette Mencía.

La reforma aprobada en la sesión plenaria número 59, desarrollada en junio de 2022, se eliminó la condición de entregar un monto mínimo para abrir una cuenta, ya que antes las entidades financieras solicitaban a los usuarios entre $25 y $50 para acceder a estos productos. También se favoreció a la población que percibe menores ingresos y se fomentó la cultura de ahorro a los jóvenes.

Finalmente, la ley mandata a las instituciones financieras garantía y seguridad para evitar fraudes o lavado de dinero. También proporcionan a los usuarios un medio de pago gratuito y accesible a través de sistema digital.

Otras reformas impulsadas por la comisión:

Ley de Regulación de los Servicios de Información sobre el Historial Crediticio (vigente desde el 9 de marzo de 2022)

Se aprobaron reformas a la Ley de Regulación de los Servicios de Información sobre el Historial Crediticio de las Personas. Con ello se logra la inclusión financiera para un 70 % de la población que históricamente no ha tenido acceso a créditos, se acortan los plazos para recibir los finiquitos y se impide a los burós de crédito compartir o comercializar con terceros los datos de los clientes.

A quien no cumpla la ley se le aplicarán sanciones que van desde 40 hasta 400 salarios mínimos mensuales del sector comercio y servicio. Si la afectación es a intereses difusos o colectivos, entonces la multa será de 600 salarios mínimos.

Cambios a la Ley de Tarjetas de Crédito (vigente desde el 20 de julio de 2022)

Los diputados de la Comisión Financiera dictaminaron a favor de reformar la Ley de Tarjetas de Crédito, con el fin de proteger los derechos patrimoniales de los usuarios del sistema financiero, principalmente de quienes son tarjetahabientes.

Entre las modificaciones a la normativa está la eliminación del cobro de todo tipo de membresía para tarjeta de crédito con límite de disponibilidad menor o igual a $2,000. Asimismo, se ha prohibido la emisión de tarjetas de crédito que no hayan sido solicitadas por las personas.

Los legisladores también han suprimido la “promoción directa reiterada” o el “acoso” de ofertas y productos no solicitados por el cliente. Se considerará que se está cometiendo esta práctica cuando existan más de tres acercamientos al consumidor para ofrecerle un producto crediticio.

Referente al tema de los sobregiros bancarios, es decir los pagos que se hace al banco tras exceder el saldo de la cuenta del tarjetahabiente, serán eliminados debido a que es una forma de enmascarar cobros adicionales, y será la Superintendencia del Sistema Financiero quien autorice los cobros en concepto de sobregiro.

Reformas a la Ley Contra la Usura (vigente desde el 25 de julio de 2022)

Para evitar cobro de intereses excesivos a los usuarios, los diputados de la Comisión Financiera han propuesto reformar cuatro artículos de la Ley Contra la Usura. Además, buscan modificar el Código Civil y el Código de Comercio.

Con esto, los legisladores se encuentran en la búsqueda de una tercera justicia financiera, luego de que en el 2021 lograran obtener la aprobación las reformas a la Ley del Historial Crediticio y a la Ley de Tarjetas de Crédito.

La usura, una práctica ilegal que consiste en cobrar intereses excesivamente elevados en los préstamos, será controlada con la actualización que se pretende obtener, debido a que se prohibirá el anatocismo o cobro de intereses sobre intereses y será sujeto a las sanciones legales correspondientes.

Se establecerán multas para los que cobren interés más alto del permitido. Será la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) la que estará facultada para supervisar sanciones que van desde los 300 hasta los mil salarios mínimos; mientras que el sector no supervisado será sancionado desde los 100 hasta los 500 salarios mínimos.